EN | ES

Jensen Hung: el hombre detrás de Nvidia – Diario Financiero

“Por una CPC abierta a la sociedad” – Diario Financiero

Se acerca la votación por un nuevo presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) y se hace necesario considerar la importancia que tiene esta elección para el futuro de Chile. No es que las elecciones anteriores carecieran de importancia, en absoluto, pero no cabe duda de que, dada la situación actual, este proceso trasciende el ámbito empresarial. Debería ser el momento en el que el sector mande un mensaje al país sobre el rol que quiere y debe asumir en esta nueva etapa.

Porque estamos en una nueva etapa y no sólo por la coyuntura actual de Chile. Los cambios sociales, culturales y tecnológicos mundiales están presionando a las empresas a revisar muchos de sus paradigmas, entre ellos el rol que deben jugar en la sociedad. El último encuentro en Davos ya se hizo eco de esta necesidad, en un manifiesto que declara que es imprescindible que la empresa ‘colabore con todos los grupos de interés’. Es decir, deben verse como un sistema abierto a muchos intereses, expectativas y anhelos, colaborando proactivamente para su desarrollo.

El documento también precisa que ‘una empresa es más que una unidad generadora de riqueza. Atiende a las aspiraciones humanas y sociales en el marco del sistema social en su conjunto’. Esto implica mirar hacia afuera, escuchar y actuar con un propósito social y medioambiental.

Hoy en día las sociedades exigen del mundo empresarial mucho más que generación de riqueza, trabajo y salarios. No basta con administrar el negocio, hay que pensar en los efectos directos e indirectos que su actuar tiene para los empleados y la sociedad en su conjunto. No basta tampoco con defender la posición de mercado; hay que pensar en cómo generar la suficiente capacidad adaptativa en nuestras organizaciones como para encontrar nuevas oportunidades al ritmo que nos exige un entorno cada vez más ágil, digitalizado, y con mayor conciencia social y medio ambiental.

La elección de la CPC es un buen momento para mostrar si el empresariado chileno está dispuesto a dar este paso. A considerarse como un actor abierto al entorno, más allá de los factores de mercado, o por el contrario, como uno centrado en la maximización de sus propios intereses, incluso en detrimento de otros actores sociales. Si está dispuesto a revertir la baja reputación corporativa que demuestra la reciente encuesta Ipsos (la peor desde que se realiza el estudio) con medidas y actuares distintos.

Si bien la CPC empezó a moverse en esa dirección en los últimos años, cada vez hay menos tiempo y más urgencia. Cada vez hace falta más convicción y compromiso de acercar la empresa a la sociedad y atender las nuevas expectativas. Por eso podría ser el momento para apostar por candidatos con perfiles que ayuden a profundizar y acelerar el cambio, sea por su género, experiencia previa, sector, edad, etc. Porque este cambio requiere de personas que muestren y demuestren una forma de ser y estar en el mundo acorde a las posibilidades y exigencias de los nuevos tiempos. Cualquier otra opción seguirá reforzando la distancia entre la élite empresarial del país y la sociedad, y eso no es bueno para nadie.

 

  • La elección de la CPC es un buen momento para mostrar si el empresariado chileno está dispuesto a ser un actor abierto al entorno, más allá de los factores de mercado’